Familia de East Palo Alto dice que fueron hostigados por hombres que afirmaron ser ICE

*Este articulo fue escrito por Sue Dremann. Fue traducido por mi y publicado en la pagina 10 del periodico Winter/Spring 2017 EPA Today.*

La pesadilla de Juan Pinto, residente de East Palo Alto, comenzó con un golpeteo en su puerta a las 3 de la madrugada el primero de marzo. Medio dormido y desnudo, Pinto preguntó quién estaba allí.

-Inmigración -dijo un hombre, y Pinto abrió la puerta, recordó. Tres hombres con uniformes entraron a la casa con rifles y pistolas. Pinto fue al dormitorio a ponerse la ropa. Mientras estaba allí, ordenó a su esposa, Laura Saldaña, que grabara en su móvil lo que estaba sucediendo.

“No confío en estos tipos”, le dijo.

Los hombres, que resultaron ser cazadores de recompensas, buscaban al hermano del cuñado de Pinto, a quien Pinto dijo que no había visto por 10 años. Eso no impidió que los cazadores de recompensas interrogaran a la familia -que también incluye a los cuatro hijos de Pinto y Saldaña, sus padres y un hermano- y exigieron que proporcionaran identificación.

Las licencias de conducir, visas, y pasaportes se pueden ver en una mesa en el video de siete minutos y 23 segundos que Saldaña grabó.

“¿Es ese tu pasaporte?” le preguntó el hombre grande de uniforme.

“Sí, ese es mi pasaporte y esta es mi visa,” dijo ella.

“Está bien, ¿estás aquí con una visa?”

“No, soy residente,” dijo Saldaña.

“Eres residente?”

“Si,” dijo ella.

“¿Y dónde? (Inaudible)”

“No. Tengo una dirección que es permanente,” dijo ella.

“¿Permanente? Pero usted es residente.”

“Sí. Residente”, dijo.

“¿Y tú?” preguntó el hombre a Pinto.

“Soy un ciudadano estadounidense.”

“¿Bien y tú?” -preguntó a la madre de Pinto, Margerita Pinto.

“Es una ciudadana,” dijo Pinto.

“Todos son ciudadanos aquí,” dijo el hombre.

“Sí,” respondió Saldaña, “Todos son ciudadanos.”

Alrededor de un minuto y medio del interrogatorio, Saldaña se acercó hacia la cámara y dijo en español: “Inmigración acaba de llegar aquí a nuestra casa.”

Aunque los cazadores de recompensas no fueron empleados por ICE, el incidente subraya la libertad extraordinaria que la ley le ofrece a los agentes de recuperación de fianzas o cazadores de recompensas y cómo las personas pueden ser manipuladas a divulgar información, aunque no están obligados a darla.

El incidente también demuestra la táctica que utilizan los cazadores de recompensas para capturar fugitivos.

No fue hasta después de las preguntas sobre el estatus migratorio que uno de los hombres le dio a la pareja su tarjeta de negocios, lo que demostró que son cazadores de recompensas. Los hombres estaban vestidos de camisas azul oscuro con una insignia y pantalones de color caqui.

Los hombres continuaron interrogando a la familia sobre el familiar fugitivo y pidieron el número de Seguro Social de Pinto. Cuando Pinto preguntó por qué necesitaban su número, un hombre simplemente dijo con voz firme: “Lo necesito.”

Los hombres también regresaron la noche siguiente a las 11:45 p.m., dijo Pinto. Supuestamente saltaron la puerta de hierro forjado y aluzaron las luces en las ventanas traseras de la casa, que no tenía ninguna cortina.

“Antes, manteníamos las ventanas y las puertas abiertas, pero ahora tenemos que cerrarlo todo con llave,” dijo Pinto. “Mis hijos tienen mucho miedo de ir a la escuela o de estar en casa también, porque creen que la inmigración nos separará de nuestros hijos”.

“Nunca he tenido problemas de ningún tipo, ni siquiera en la escuela secundaria,” agregó Pinto.

Los padres de Pinto, que son dueños de la casa, tienen problemas médicos que se han agravado por los incidentes, dijo. Su esposa no puede dormir y sus cuatro hijos de 10, 9, 7 y 19 meses ahora duermen en un colchón de aire en el dormitorio de la pareja porque tienen miedo.

Bryan Hudgins, el agente de recuperación nombrado en la tarjeta dada a Pinto, lista su negocio como Darknight Fugitive Recovery de Vallejo. Le dijo al Weekly por teléfono esta semana que Darknight son “contratistas a través de ICE”.

Pero los oficiales de ICE refutaron las afirmaciones de Hudgins.

“ICE no contrata a contratistas privados para llevar a cabo acciones de cumplimiento de la ley de inmigración,” dijo el portavoz de la agencia James Schwab en un correo electrónico, citando la política de ICE.

Schwab señaló que es un delito federal que alguien se sumerja en un agente federal, aunque no pudo comentar si alguna ley se rompió en este caso.

Los Pintos pidieron a la policía de East Palo Alto que tomara un reporte, pero el comandante de la policía, Jeff Liu, dijo que el departamento no lo hizo porque Pinto les dio “permiso” a los hombres para entrar en su casa y ver sus documentos de identificación. Por lo tanto, las acciones no eran ilegales, dijo Liu.

La Cuarta Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos se supone que protege a “personas, casas, papeles y efectos contra búsquedas y incautaciones irrazonables” sin justa causa y una orden judicial, pero eso sólo se aplica a las autoridades gubernamentales.

Los cazadores de recompensas se rigen bajo el Código Penal de California. Ellos deben completar un entrenamiento de 40 horas de arresto a través de la Comisión de Normas y Capacitación de Oficiales de Paz y otros cursos de capacitación de certificación; No se les permite representarse “de ninguna manera” como un oficial de la ley jurado y sus uniformes no deben contener ciertas palabras, como “Estados Unidos”, “agentes” o palabras similares que una persona razonable podría confundirse con una agencia gubernamental. No pueden llevar una insignia de metal y debe seguir ciertos procedimientos al entrar en cualquier jurisdicción de aplicación de la ley.

Pero los cazadores de recompensas tienen reglas diferentes sobre su compor-tamiento, según un estudio de Gerald D. Robin, profesor emérito de la justicia penal en la Universidad de New Haven, Connecticut.

Los cazadores de recompensas no tienen que “tocar y anunciar” antes de derribar las puertas para buscar un fugitivo; No tienen que leerle sus derechos de Miranda a alguien, y las declaraciones incriminatorias ob tenidas por coacción son incluso admisibles en la corte, dijo el.

Hudgins tiene licencia del Departamento de Seguros del estado para tramitar en nombre de All-Pro Bail Bonds Inc. de Fairfield, California, como agente de fianzas. No tiene quejas ni acciones disciplinarias, según los registros estatales. Los Pintos pueden presentar una queja ante el departamento, que licencia a los agentes de fianzas.

Si una investigación encuentra mala conducta, el agente de la fianza podría enfrentar sanciones o incluso revocarla licencia, dijo Nancy Kincaid, secretaria de prensa para el Comisionado de Seguros Dave Jones y el Departamento de Seguros de California.

Los Pintos ahora están siguiendo las recomendaciones de Liu para proteger su privacidad. Han colocado “no intrusos” signos en la valla de hierro forjado y en la casa y la puerta.

Si la pareja les dice a los cazadores de recompensas que se vayan y no lo hacen, los Pintos llamarán al 911.

La ley de violación de propiedad de California dice que es un crimen entrar en una propiedad donde un aviso de no-transgresión es publicado o cuando el intruso se niega a salir después de una solicitud por un propietario, agente o la policía.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s